SENSORES E INTELIGENCIA ARTIFICIAL, PARA AHORRAR AGUA (EL MERCURIO – REVISTA DEL CAMPO)